Una pregunta cada día

Todas las respuestas, a todas las preguntas

Sabido es que el agua, al helarse, pierde densidad. Por otra parte, el hecho de que los iceberg -masas desprendidas, por fractura, de los casquetes polares- estén constituidos, en buena parte, por agua procedente de las precipitaciones atmosféricas, favorece sensiblemente la flotabilidad de estos ingentes bloques de hielo, de los cuales, por lo general, emerge sólo una octava parte de su volumen. Gracias a ello pueden navegar a la deriva, sin fundirse, durante varios años.

Comentarios (0) Publicado el miércoles, noviembre 18th, 2015