Una pregunta cada día

Todas las respuestas, a todas las preguntas

Archivo para la Categoría ‘geografía’

Las grandes urbes, a causa de su concentración humana, automovilística ya menudo fabril consumen extraordinarias cantidades de oxígeno. Además generan copiosos residuos de alta toxicidad.

Tales efectos contaminantes, en buena parte se ven atenuados por la abundancia de árboles en calles y plazas. El mecanismo de la fotosíntesis vegetal en las horas diurnas se convierte en regenerador de oxígeno y fuente de purificación ambiental.

árboles en Portland

Árboles en la ciudad de Portland

Comentarios (1) Publicado el martes, marzo 28th, 2017

A pocos kilómetros de esta capital castellana y en la serranía que lleva su nombre, se alza un maravilloso laberinto de rocas calizas, cuyo conjunto – de unas 200 hectáreas – remeda las más extrañas y caprichosas formas. Esta “ciudad”, única en el mundo, es un producto de la erosión. La acción milenaria de múltiples agentes atmosféricos -lluvia, viento, disgregación térmica, química, etc.- ha ido conformando esta singularísima ciudad de piedra donde todas las analogías -plazas, calles, edificios, gigantes, monjas, guerreros…- parecen animarse, en efecto, como en un sueño de encantamiento.

Comentarios (0) Publicado el domingo, noviembre 22nd, 2015

Desde épocas remotísimas, la vigorosa vegetación que poblaba la superficie del planeta fue quedando sepultada en las entrañas de la tierra. Por virtud de ello, estos inmensos acúmulos vegetales -árboles y helechos gigantes- fueron desecándose, perdiendo su oxígeno y progresivamente enriqueciéndose en carbono, hasta concluir en la petrificación definitiva. Para darnos una idea de la magnitud alcanzada por la vegetación, baste decir que las reservas mundiales de carbón se cifran todavía en 5 billones de toneladas.

Comentarios (0) Publicado el jueves, noviembre 19th, 2015

Sabido es que el agua, al helarse, pierde densidad. Por otra parte, el hecho de que los iceberg -masas desprendidas, por fractura, de los casquetes polares- estén constituidos, en buena parte, por agua procedente de las precipitaciones atmosféricas, favorece sensiblemente la flotabilidad de estos ingentes bloques de hielo, de los cuales, por lo general, emerge sólo una octava parte de su volumen. Gracias a ello pueden navegar a la deriva, sin fundirse, durante varios años.

Comentarios (0) Publicado el miércoles, noviembre 18th, 2015

El tifón, del chino ta’ifong, es el nombre oriental del típico ciclón intertropical. Se originan siempre por una gran depresión barométrica, cuyas masas de aire provocan vientos convergentes de extraordinaria violencia, salvo en el centro (ojo del ciclón), donde, por el contrario, se mantienen una calma absoluta.

Estos formidables embudos suelen acompañarse de gran aparato eléctrico y copiosa lluvia, y su arrollador empuje, causa de terribles devastaciones, cede sensiblemente en energía cuando atraviesa los continentes, si bien lo recobra de nuevo al reentrar en el océano.

Comentarios (20) Publicado el martes, junio 10th, 2008

Esta modalidad de desembocadura múltiple a la que los griegos clásicos pusieron el nombre de delta por la similitud de la boca del río Nilo con la cuarta letra mayúscula de su alfabeto, suele darse en mares de actividad escasa y mareas débiles. Se forma por acumulación de materiales de arrastre fluvial, que van depositándose conforme a diferentes niveles de densidad, hasta alcanzar, a veces, como en el caso del Missisipi, muchos kilómetros de longitud.

Comentarios (20) Publicado el sábado, junio 7th, 2008

La nota más distintiva de estos territorios es la carencia de manto vegetal, bien por extrema escasez de precipitaciones, bien porque la intensa evaporación elimina rápidamente toda humedad. En uno u otro caso, el resultado es el mismo: sin humedad, las sales del suelo (sodio, boro, potasio) no pueden precipitarse y con ello la formación de tierra vegetal se hace imposible.

Por otra parte, la acción del viento, intensísima en estos territorios a causa de los violentos contrastes térmicos entre el día y la noche, es un factor de disgregación permanente, cuya resultante (las arenas) acrecienta aún más la aridez del suelo.

Comentarios (11) Publicado el miércoles, mayo 14th, 2008

La corriente de los ríos arrastra gran cantidad de piedras. Alguna vez nos han llamado la atención la forma pulimentada y redonda que presentan. La razón de su pulimento es que tales piedras han ido limando sus aristas y asperezas al haber entrechocado unas con otras, al haber sufrido el rozamiento continuo del lecho del río y al haber sido lamidas por el agua durante años. Estas piedras reciben el nombre de cantos rodados.

Comentarios (2) Publicado el jueves, abril 10th, 2008

El nacimiento de un río se produce siempre en zonas altas de la corteza terrestre, como las montañas o las mesetas. El descenso de las aguas se produce por la fuerza de la gravedad, que le sobliga a seguir las líneas de máxima pendiente.

A medida que pasa el tiempo que pasa el tiempo el roce del agua va erosionando el suelo y se forma el camino natural o cauce del río. El cauce será bastante estable si algún otro fenómeno natural o la mano del hombre no lo desvía.

Comentarios (2) Publicado el miércoles, abril 9th, 2008

El agua de los ríos es suministrada por sus manantiales, el agua de la lluvia y los deshielos de las nieves de las montañas. Durante el invierno, las precipitaciones de agua y nieve son numerosas, por lo que los ríos llevan abundante caudal.

Sin embargo, al llegar el verano, las lluvias se hacen menos frecuentes y la nieve ha desaparecido. El caudal se alimenta casi exclusivamente del aporte de los manantiales.

Cuando los ríos son de poco caudal puede ocurrir que sus cauces se sequen completamente durante los meses de calor.

Comentarios (1) Publicado el martes, abril 8th, 2008