Una pregunta cada día

Todas las respuestas, a todas las preguntas

Archivo para la Categoría ‘ciencia’

Los árboles, como el resto de los seres vivos, poseen en su constitución dos elementos esenciales: el carbono y el hidrógeno. Ambos elementos son fácilmente combustibles en presencia de oxigeno.  Liberan así gran cantidad de energía en forma de calor y desprendiendo al arder anhídrido carbónico y agua. Esta propiedad ha sido utilizada por el hombre para proporcionarse luz y calor. Durante siglos, la madera sido una fuente energética primordial para la economía humana.

Madera ardiendo en medio del bosque

Troncos ardiendo

Comentarios (0) Publicado el jueves, marzo 30th, 2017

A pocos kilómetros de esta capital castellana y en la serranía que lleva su nombre, se alza un maravilloso laberinto de rocas calizas, cuyo conjunto – de unas 200 hectáreas – remeda las más extrañas y caprichosas formas. Esta “ciudad”, única en el mundo, es un producto de la erosión. La acción milenaria de múltiples agentes atmosféricos -lluvia, viento, disgregación térmica, química, etc.- ha ido conformando esta singularísima ciudad de piedra donde todas las analogías -plazas, calles, edificios, gigantes, monjas, guerreros…- parecen animarse, en efecto, como en un sueño de encantamiento.

Comentarios (0) Publicado el domingo, noviembre 22nd, 2015

El peso, en realidad física, no es más que la atracción que la Tierra ejerce sobre los cuerpos en función de la masa de estos y de su proximidad a aquella. De tal manera que cuando la distancia entre la Tierra y el cuerpo sobrepasa ese límite de atracción el peso se anula, deja de existir, y el astronauta flota. Es lo que se llama estado de ingravidez. Razón por la cual en el interior de las cápsulas espaciales todo va sujeto: desde los utensilios más insignificantes hasta el propio cuerpo de los astronautas cuando quieren mantenerse en reposo.

Comentarios (0) Publicado el sábado, noviembre 21st, 2015

Como astro central que rige todo nuestro sistema planetario y fuente inagotable de luz y calor, el Sol ha gozado siempre de supremo reconocimiento. Los egipcios bajo el nombre de Ra, le dispensaban rango de divinidad; asimismo para los griegos era el dios Helio, y para los arios, el “llameante Suria”. La importancia del Sol es tanta, en efecto, que si de repente se extinguiese su luz no sólo concluiría toda forma de vida, animal, vegetal y bacteriana, sino que la Tierra, en contadas horas, se convertiría en una yerta bola inanimada con temperatura inferior a los 270 grados centígrados bajo cero.

Comentarios (2) Publicado el viernes, noviembre 20th, 2015

El tifón, del chino ta’ifong, es el nombre oriental del típico ciclón intertropical. Se originan siempre por una gran depresión barométrica, cuyas masas de aire provocan vientos convergentes de extraordinaria violencia, salvo en el centro (ojo del ciclón), donde, por el contrario, se mantienen una calma absoluta.

Estos formidables embudos suelen acompañarse de gran aparato eléctrico y copiosa lluvia, y su arrollador empuje, causa de terribles devastaciones, cede sensiblemente en energía cuando atraviesa los continentes, si bien lo recobra de nuevo al reentrar en el océano.

Comentarios (20) Publicado el martes, junio 10th, 2008

El distinto grado de calentamiento a que están sometidas las diferentes regiones de la superficie terrestre origina masas de aire más o menos densas, de acuerdo siempre con la presión atmosférica. Las de presión inferior a la normal se llaman áreas ciclónicas, e inversamente, las de presión superior, anticiclónicas.

Pues bien, como consecuencia de tales diferencias, las masas de aire cálido tienden a elevarse, en tanto que las frías pasan a ocupar ese lugar. Así se produce el viento, cuya intensidad y dirección se registran, respectivamente por el anemómetro y la veleta.

Comentarios (62) Publicado el domingo, junio 8th, 2008

La constante evaporación a que está sometida el agua de los mares mantiene prácticamente constante el nivel oceánico, aun cuando éste no sea uniforme para toda su superficie. Bastaría, sin embargo, que la temperatura de los casquetes polares aumentase sólo en algunos grados para que la fusión del hielo allí acumulado a lo largo de milenios hiciese subir el nivel de las aguas a límites catastróficos para la Humanidad.

Comentarios (1) Publicado el viernes, junio 6th, 2008

Los cometas son las formas astrales más primitivas del Sistema Solar. Nacieron al tiempo que el Sol (4600 millones de años), y, a diferencia de los demás cuerpos celestes, su composición -mezcla de metano, amoníaco, anhídrido carbónico y hielo- no ha cambiado desde entonces.

Cuando, periódicamente, la gélida masa de estos astros se acerca al Sol, el calor de éste provoca la evaporación de los gases cometarios, que salen violentamente en chorro formando la famosa “cabellera”, la cual, por efecto del “viento solar” se proyecta siempre en dirección opuesta a la del Sol.

Comentarios (233) Publicado el jueves, junio 5th, 2008

La nota más distintiva de estos territorios es la carencia de manto vegetal, bien por extrema escasez de precipitaciones, bien porque la intensa evaporación elimina rápidamente toda humedad. En uno u otro caso, el resultado es el mismo: sin humedad, las sales del suelo (sodio, boro, potasio) no pueden precipitarse y con ello la formación de tierra vegetal se hace imposible.

Por otra parte, la acción del viento, intensísima en estos territorios a causa de los violentos contrastes térmicos entre el día y la noche, es un factor de disgregación permanente, cuya resultante (las arenas) acrecienta aún más la aridez del suelo.

Comentarios (9) Publicado el miércoles, mayo 14th, 2008

Si observamos el firmamento en una noche clara, percibiremos enseguida la estela de numerosos puntos luminosos que cruzan velozmente el espacio. Son las conocidas estrellas fugaces, que a veces, por su concentración, llamamos lluvia de estrellas. Estos puntos luminosos están constituidos por partículas sólidas, procedentes del espacio sideral, y se desplazan a enorme velocidad.

Por lo general, se disuelven al entrar en contacto con la atmósfera, pero algunas veces resisten, en parte, a tan tremendo choque y caen a tierra. De constitución metálica o rocosa, estos meteoritos suelen ser de reducidas dimensiones, salvo en ocasiones excepcionales, como el registrado en el Cañón del Diablo (Arizona), donde la caída de uno produjo un cráter de 1.220 metros de diámetro y 183 de profundidad.

Comentarios (57) Publicado el martes, mayo 13th, 2008