Una pregunta cada día

Todas las respuestas, a todas las preguntas

Desde épocas remotísimas, la vigorosa vegetación que poblaba la superficie del planeta fue quedando sepultada en las entrañas de la tierra. Por virtud de ello, estos inmensos acúmulos vegetales -árboles y helechos gigantes- fueron desecándose, perdiendo su oxígeno y progresivamente enriqueciéndose en carbono, hasta concluir en la petrificación definitiva. Para darnos una idea de la magnitud alcanzada por la vegetación, baste decir que las reservas mundiales de carbón se cifran todavía en 5 billones de toneladas.

Comentarios (0)Publicado por Contestador el jueves, noviembre 19th, 2015

Deja un Comentario