Warning: include(/homepages/2/d229146434/htdocs/preguntacadadia/wp-content/themes/blog-pixel/functions.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/2/d229146434/htdocs/preguntacadadia/wp-settings.php on line 499

Warning: include(): Failed opening '/homepages/2/d229146434/htdocs/preguntacadadia/wp-content/themes/blog-pixel/functions.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.1') in /homepages/2/d229146434/htdocs/preguntacadadia/wp-settings.php on line 499
noviembre 2015 - Una pregunta cada día

Una pregunta cada día

Todas las respuestas, a todas las preguntas

Archivo para noviembre, 2015

Como es sabido los géiseres son volcanes acuosos que lanzan su hirviente chorro al aire con intervalos más o menos regulares. Hasta Bunsen, famoso físico alemán, no fue explicado el mecanismo eruptivo de estos singulares surtidores. Se basa en que la temperatura del agua aumenta rápidamente desde la boca hasta el interior del conducto de expulsión. Hacia la mitad aproximada de ese conducto reina una temperatura similar a la del agua en ebullición a una presión constante mantenida por la columna del líquido superior. En esas condiciones basta que los vapores del subsuelo eleven la tension de esa columna y disminuyan su presión para que el agua del nivel intermedio entre en ebullición y el líquido de la columna superior brote eruptivamente.

Comentarios (0) Publicado el lunes, noviembre 23rd, 2015

A pocos kilómetros de esta capital castellana y en la serranía que lleva su nombre, se alza un maravilloso laberinto de rocas calizas, cuyo conjunto – de unas 200 hectáreas – remeda las más extrañas y caprichosas formas. Esta «ciudad», única en el mundo, es un producto de la erosión. La acción milenaria de múltiples agentes atmosféricos -lluvia, viento, disgregación térmica, química, etc.- ha ido conformando esta singularísima ciudad de piedra donde todas las analogías -plazas, calles, edificios, gigantes, monjas, guerreros…- parecen animarse, en efecto, como en un sueño de encantamiento.

Comentarios (0) Publicado el domingo, noviembre 22nd, 2015

El peso, en realidad física, no es más que la atracción que la Tierra ejerce sobre los cuerpos en función de la masa de estos y de su proximidad a aquella. De tal manera que cuando la distancia entre la Tierra y el cuerpo sobrepasa ese límite de atracción el peso se anula, deja de existir, y el astronauta flota. Es lo que se llama estado de ingravidez. Razón por la cual en el interior de las cápsulas espaciales todo va sujeto: desde los utensilios más insignificantes hasta el propio cuerpo de los astronautas cuando quieren mantenerse en reposo.

Comentarios (0) Publicado el sábado, noviembre 21st, 2015

Como astro central que rige todo nuestro sistema planetario y fuente inagotable de luz y calor, el Sol ha gozado siempre de supremo reconocimiento. Los egipcios bajo el nombre de Ra, le dispensaban rango de divinidad; asimismo para los griegos era el dios Helio, y para los arios, el «llameante Suria». La importancia del Sol es tanta, en efecto, que si de repente se extinguiese su luz no sólo concluiría toda forma de vida, animal, vegetal y bacteriana, sino que la Tierra, en contadas horas, se convertiría en una yerta bola inanimada con temperatura inferior a los 270 grados centígrados bajo cero.

Comentarios (2) Publicado el viernes, noviembre 20th, 2015

Desde épocas remotísimas, la vigorosa vegetación que poblaba la superficie del planeta fue quedando sepultada en las entrañas de la tierra. Por virtud de ello, estos inmensos acúmulos vegetales -árboles y helechos gigantes- fueron desecándose, perdiendo su oxígeno y progresivamente enriqueciéndose en carbono, hasta concluir en la petrificación definitiva. Para darnos una idea de la magnitud alcanzada por la vegetación, baste decir que las reservas mundiales de carbón se cifran todavía en 5 billones de toneladas.

Comentarios (0) Publicado el jueves, noviembre 19th, 2015

Sabido es que el agua, al helarse, pierde densidad. Por otra parte, el hecho de que los iceberg -masas desprendidas, por fractura, de los casquetes polares- estén constituidos, en buena parte, por agua procedente de las precipitaciones atmosféricas, favorece sensiblemente la flotabilidad de estos ingentes bloques de hielo, de los cuales, por lo general, emerge sólo una octava parte de su volumen. Gracias a ello pueden navegar a la deriva, sin fundirse, durante varios años.

Comentarios (0) Publicado el miércoles, noviembre 18th, 2015

    Para saber más

    Las más Comentadas

    Entradas Aleatorias