Una pregunta cada día

Todas las respuestas, a todas las preguntas

Si miramos la Luna cuando caminamos o viajamos de noche, ésta parece acompañarnos. En realidad, la Luna no se mueve a nuestra misma velocidad; lo que ocurre es que la distancia de nuestro satélite a la Tierra es tan grande en relación con la distancia que recorremos nosotros, que no podemos apreciar su verdadero cambio de posición. Para poder percibirlo tendríamos que recorrer distancias tan grandes que sólo podrían hacerse en cohetes.

Comentarios (0)Publicado por Contestador el Martes, Marzo 25th, 2008

Deja un Comentario